jueves, 3 de diciembre de 2009

Paul McCartney pide no comer carne un día a la semana para salvar el planeta




El ex Beatle Paul McCartney ha recomendado hoy en el Parlamento Europeo (PE) no comer carne un día a la semana como la medida individual más eficaz para frenar el cambio climático.

"No es tan difícil, se lo aseguro", ha afirmado el músico británico, que ha intervenido junto al presidente del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático, el científico indio Rajendra Pachauri, en la conferencia"Less Meat = Less Heat" (menos carne = menos calor).

McCartney, conocido vegetariano y activista medioambiental, ha interrumpido su gira europea para defender la dieta vegetariana ante los numerosos asistentes a esta cita, que le han recibido en pie y con un gran aplauso.

En su discurso, ha recordado que decidió unirse a la causa por un día sin carne a la semana después de leer el informe de Naciones Unidas "La alargada sombra de la ganadería" publicado en 2006.

Entre otros datos, este documento revelaba que la producción de carne emite un 18% de los gases de efecto invernadero -por encima del transporte, con un 13%- y, además, es en gran parte responsable de la deforestación y la escasez de agua que sufre el planeta.

Hoy, unos días antes de la cita de Copenhague, el ex Beatle ha subrayado en Bruselas "la acuciante necesidad" de hacer algo al respecto y ha defendido dejar de comer carne un día a la semana como una medida "eficaz" al alcance de todos.

"Para producir una hamburguesa se consume la misma agua que una ducha de cuatro horas", ha advertido el músico de Liverpool.

Algunas ciudades ya han adoptado esta iniciativa, como Gante (Bélgica) o Baltimore (Estados Unidos), donde los comedores escolares no sirven carne una vez por semana.

Los niños, ha aclarado McCartney, se prestan "encantados" a contribuir a esta iniciativa, porque saben que es su futuro el que está en juego.

Se trata únicamente de propiciar "un cambio de mentalidad" y explicar a los ciudadanos "hasta qué punto es facilísimo" reducir el consumo de carne, ha señalado el músico, que ha apelado a los gobiernos y al propio Parlamento Europeo para que colaboren con esta medida y hagan frente así a una "crisis a nivel planetario".

Además de combatir el calentamiento global, también ha hecho referencia a los beneficios para la salud de la dieta vegetariana, que reduce el riesgo de padecer cáncer o enfermedades cardiovasculares.

El músico también ha dedicado parte de su intervención a los miles de agricultores que se ganan la vida gracias a la cría de ganado, para quienes ha pedido la ayuda de los gobiernos en la adaptación a nuevas prácticas más amistosas con el medioambiente.

Los McCartney defienden desde hace años la dieta vegetariana: su difunta primera esposa, Linda, creó una de las marcas más conocidas de comidas preparadas para vegetarianos, y Stella, su hija y conocida diseñadora de moda, se niega a utilizar además pieles de animales.

Incluso su ex segunda mujer, la modelo Heather Mills, también acudió al Parlamento Europeo en 2005 para pedir que se prohibiera en la UE la venta de artículos confeccionados con pieles de gatos y perros.

Fuente: www.elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario