miércoles, 24 de febrero de 2010

Inteligencia Colectiva

La Inteligencia Colectiva es el producto de la suma de la inteligencia de muchos individuos; esto es válido para todas las especies vivientes, incluso entre especies diferentes; además, existen evidencias que también ocurre entre las que llamamos no vivientes (minerales, por ejemplo).

Una manifestación fácilmente observable de la Inteligencia Colectiva es un hormiguero; si lo observamos un buen rato, veremos como todas las hormigas actúan como un súper organismo que responde a una inteligencia centralizada que trasciende al individuo.

Cuando en la humanidad se disparan procesos en los que está involucrada la Inteligencia Colectiva, profundas transformaciones pueden producirse rápidamente; conocedores de este poder, muchos colectivos están auspiciando eventos como Meditaciones Masivas, Encuentros por la Paz, oraciones en grupos o coordinadas.

Las tecnologías de la información (TICs) nos permiten acceder a un modelo de libertad con un elevado grado de participación. Las viejas revoluciones tan solo transferían el poder a manos de los ganadores, hoy el poder puede convertirse en una gran unidad de consciencia en la cual cada uno dice presente. Claramente, aunque también pueden ser utilizadas para la dominación, se han vuelto un instrumento para canalizar el flujo de la Inteligencia Colectiva en función de la liberación del sufrimiento humano a través del conocimiento y la promoción de la Unidad Global.

Hay una decisión a la cual debemos hacerle frente y que permitirá que la voz de todos y cada uno sea realmente escuchada, inevitablemente tenida en cuenta. Y ahora sí, la suma de las partes será mucho más... Y ahora sí podremos reposar en la respuesta de la Inteligencia Colectiva con serenidad y sabiendo que se ha hecho lo apropiado. Tecnología + Corazón empiezan a despertar y equilibrar las fuerzas en un mundo que puede ser distinto, porque simplemente la posibilidad de hacerlo -más bien de dejarlo ser- está dentro del alcance de nuestras manos.

Pablo de la Iglesia

No hay comentarios:

Publicar un comentario