lunes, 27 de diciembre de 2010

Iluminar los rincones más oscuros

Pablo de la Iglesia
En términos espirituales, diría que la luz cada día es más potente, está iluminando los rincones más oscuros. Nuestras miserias están más expuestas que nunca, la buena noticia es que reconocerlas es el primer paso para trascenderlas.

Hoy los rincones más oscuros se definen por la borrachera que nos ha producido nuestra adicción al consumo, nuestra sed insaciable de poder y la necesidad de definirnos a través de lo que tenemos. La pregunta que debemos hacernos es: ¿nos ha servido para ser más felices y vivir una vida plena de realización de los sueños que laten en nuestros corazones? ¿nos ha acercado a esas visiones de un mundo mejor que todos alumbramos con nuestros mejores sentimientos? Puesto que la respuesta es abrumadoramente negativa, es imperativo que seamos prácticos y tengamos el coraje de animarnos a transitar otros caminos.

El cambio es inevitable. El punto que estamos analizando es cuando y como haremos ese cambio. Aquellos que den los primeros pasos cuanto antes, estarán mejor preparados para los posibles escenarios de crisis. Aquellos que aboquen buena parte de sus energías a planificar el cambio, tendrán mejores posibilidades de potenciar la resiliencia de sus comunidades y crear sociedades prósperas en términos de bienestar. Aquellos que se queden paralizados en el miedo al cambio, probablemente no lleguen a tiempo; no olvidemos que Dios y nosotros perdonamos, la naturaleza es implacable con quien viola sus leyes.

Pablo de la Iglesia

No hay comentarios:

Publicar un comentario