viernes, 25 de noviembre de 2011

Es hora de parar la guerra contra la Tierra

Hoy en día, cuando pensamos en la guerra, nuestra mente se torna hacia Iraq y Afganistán. Pero la guerra más grande es la guerra contra el planeta. Ésta tiene sus raíces en una economía que no respeta límites ecológicos y éticos – límites a la desigualdad, límites a la injusticia, límites a la codicia y la concentración económica.

Un puñado de empresas y de potencias busca controlar los recursos de la Tierra y transformar el planeta en un supermercado en el que todo está en venta. Quieren vender nuestro agua, genes, células, órganos, conocimientos, culturas y nuestro futuro.

La guerras duraderas en Afganistán, Iraq y las que les han seguido no son sólo sangre por petróleo. A medida que ellas se desarrollan, vemos que son sangre por alimentos, sangre por genes y biodiversidad y sangre por agua.

La metalidad guerrera subyacente a la agricultura bélico-industrial es obvia en los nombres de los herbicidas de Monsanto— Round-Up, Machete, Lasso. American Home Products, que se ha fusionado con Monsanto, da a sus herbicidas nombre igualmente agresivos, incluyendo “Pentagon” y “Squadron”. Es la lengua de la guerra. La sustentabilidad se basa en la paz con la Tierra.

La guerra contra la Tierra comienza en la mente. Los pensamientos violentos dan forma a acciones violentas. Categorías violentas construyen herramientas violentas. Y en ninguna parte esto es tan vivaz como en las metáforas y métodos en los que se basa la producción industrial, agrícola y alimentaria. La fábricas que produjeron venenos y explosivos para matar a la gente durante las guerras han sido transformadas en fábricas productoras de agroquímicos al terminar las guerras.

El año 1984 me hizo ver que algo no estaba bien en la manera en que los alimentos se producían. Con la violencia en el Punjab y el desastre en Bhopal, la agricultura parecía guerra. Fue entonces que escribí La Violencia de la Revolución Verde, y por eso mismo lancé Navdanya como un movimiento por una agricultura libre de venenos y productos tóxicos.

Los pesticidas, que en un principio se utilizaron como químicos bélicos, no pudieron controlar las plagas. La ingeniería genética iba a ofrecer una alternativa a los productos químicos tóxicos. Al contrario, ha llevado a un mayor uso de pesticidas y herbicidas y desatado una guerra contra los campesinos.

Los altos costos de los insumos y productos químicos hacen que los agricultores caigan en la trampa de la deuda – y la tampa de la deuda lleva a los agricultores al suicidio. De acuerdo a datos oficiales, en la India más de 200.000 campesinos se han suicidado desde 1997.

Hacer la paz con la Tierra siempre ha sido un imperativo ético y ecológico, que se ha convertido ahora en un imperativo para supervivencia de nuestra especie.

La violencia contra el suelo, la biodiversidad, el agua, la atmósfera, el campo y los campesinos produce un sistema alimentario marcial que no puede dar de comer a la gente. Un billón de personas sufre hambre. Dos billones sufren de enfermedades relacionadas con la alimentación: obesidad, diabetes, hipertensión y cáncer.

Hay tres niveles de violencia implicadas en el desarrollo no sustentable. El primero es la violencia contra la Tierra, que se expresa en la crisis ecológica. El segundo es la violencia contra gente, que se expresa en la pobreza, la indigencia y el desplazamiento. El tercero es la violencia de la guerra y el conflicto, cuando los poderosos echan mano a los recursos que están en otras comunidades y países para satisfacer su apetito que no tiene límites.

Cuando cada aspecto de la vida es comercializado, vivir se hace más caro, y la gente se empobrece, incluso si ganan más de un dólar al día. Por otra parte, la gente puede ser rica en términos materiales, incluso sin economía monetaria, si tienen acceso a la tierra, si los suelos son fértiles, si los ríos están limpios, su cultura es rica y mantiene la tradición de construir casas y prendas bonitas, buena comida, y hay cohesión social, solidaridad y espíritu comunitario.

La ascensión del dominio del mercado, y de la moneda en tanto que capital producido por el hombre, a la posición de principio superior organizativo de la sociedad y única forma de cuantificar nuestro bienestar ha llevado al debilitamiento de los procesos que mantienen y sostienen la vida en la naturaleza y la sociedad.

Entre más ricos nos hacemos, somos ecológica y culturalmente más pobres. El aumento en el bienestar económico, medido en dinero, lleva al aumento de la pobreza en los aspectos material, cultural, ecológico y espiritual.

La verdadera moneda de la vida es la vida misma, este punto de vista lleva a varias preguntas: ¿cómo nos miramos a nosotros mismos en este mundo? ¿Para qué están los seres humanos? Y ¿somos simplemente una máquina de hacer dinero devoradora de recursos? O ¿tenemos un propósito más elevado, un fin superior?

Creo que la “Democracia Terráquea” nos permite imaginar y crear democracias vivientes basadas en el valor intrínseco de todas las especias, de todos los pueblos, de todas las culturas – un reparto justo y equitativo de los recursos vitales de esta Tierra, un reparto de las decisiones sobre el uso de los recursos de la Tierra.

La “Democracia Terráquea” protege los procesos ecológicos que mantienen la vida y los derechos humanos fundamentales que son la base del derecho a la vida, incluyendo el derecho al agua, la alimentación, la salud, la educación, el trabajo y el sustento.

Tenemos que escoger. ¿Obedeceremos las leyes de mercado de la codicia corporativa o las leyes de la Madre Tierra para mantener los ecosistemas terrestres y la diversidad de los seres vivos?

Las necesidades en alimentación y agua de la gente sólo pueden satisfacerse si se protege la capacidad de la naturaleza para producir alimentos y agua. Suelos y ríos muertos no dan alimento ni agua.

Por ello, defender los derechos de la Madre Tierra es el más importante de los derechos humanos y de las luchas por la justicia social. Es el más amplio movimiento pacifista de nuestra época. 

Vandana Shiva

La Dra. Vandana Shiva es una física y ambientalista india, que recibio el Precio Sydney de la Paz 2010. Ésta es la versión editada de su discurso en la Ópera de Sydney el 3 de noviembre.

Fuente: www.otrosmundoschiapas.org / www.ecoportal.net

sábado, 29 de octubre de 2011

Emergencia Global

Ervin Laszlo
"Son varias y muy persistentes las creencias y presupuestos que impiden que el grueso de la humanidad se dé cuenta de urgente necesidad de emprender, al respecto, una acción global. Todavía, por ejemplo, se halla muy difundida la creencia (aunque cada vez se mencione menos) de que nuestro planeta carece de límites y es en consecuencia, al mismo tiempo, una fuente infinita de recursos y un sumidero inagotable de residuos. Y esta creencia tácita nos impide darnos cuenta de que estamos expoliando los recursos de nuestro planeta y desbordando la capacidad de regeneración de la naturaleza.

Otra creencia dominante es que la materia es algo pasivo e inerte que podemos manipular a nuestro antojo para satisfacer nuestros deseos. Pero son muchos los efectos secundarios imprevistos que genera la creencia en la posibilidad de utilizar nuestra sofisticada tecnología para explotar el mundo que nos rodea en aras de nuestros objetivos personales, nacionales y económicos, como la destrucción del equilibrio ecológico y la extinción masiva de especies. También sigue siendo frecuente considerar a la vida como una lucha en la que sólo el más apto sobrevive . Esta interpretación arbitraria a la sociedad humana de la teoría darviniana de la selección natural justifica la competitividad más desenfrenada, abriendo cada vez más la brecha que separa a una élite económica y políticamente poderosa cada vez menor de la corriente principal cada vez, por otra parte, más marginada.

La sabiduría económica dominante insiste en afirmar las bondades de la competencia y señalar que el mercado libre (gobernado por lo que Adam Smith denominó «una mano invisible») distribuye la riqueza . Desde esa perspectiva se sostiene que, cuando uno busca el bien para sí mismo, también lo busca para sus semejantes. Pero lo cierto es que la penuria en que se halla sumida casi la mitad de la población mundial evidencia claramente que, en el mundo actual, en el que la desigual distribución de poder y de la riqueza distorsiona el funcionamiento del mercado, este principio resulta ya insostenible.

Son muchos los valores y creencias personales que obstaculizan la voluntad de emprender acciones para enfrentarnos globalmente a la emergencia global. El ethos del mundo moderno coloca al individuo en un pedestal, por encima de la naturaleza y apoyándose tan sólo en sí mismo. El estatus del hombre moderno justifica, en palabras de Francis Bacon, la necesidad de «arrancar los secretos de la naturaleza» en su propio beneficio .

Y en último lugar pero no, por ello, menos importante, debemos mencionar la férrea creencia de que el egoísmo y el egocentrismo que caracterizan al hombre moderno son expresiones de una naturaleza humana inalterable y que no pueden ni deben, en consecuencia, cambiarse. El ser humano siempre ha buscado y seguirá buscando su propio interés mitigado, en el mejor de los casos, por los intereses de su familia inmediata, de su empresa o de su comunidad étnica o nacional. No debe sorprendernos pues, dada la fortaleza de estas creencias, el fracaso tanto de las naciones-estado como de las empresas en unirse y comprometerse en proyectos globales."

Ervin Laszlo
Fuente: "Espiritualidad y Política"

Ervin Laszlo es otro de los coautores del libro "Espiritualidad y Política"

"Espiritualidad y Política" es un ensayo para abordar el futuro con esperanza y la convicción en las posibilidades de la humanidad para vivir mucho mejor, en armonía con nuestros semejantes y con todo el planeta.

martes, 4 de octubre de 2011

Sobre la Religión y la Espiritualidad y su relación con la Política

Raquel y Ken
Tomado de una entrevista de Raquel Torrent a Ken Wilber:

Hay dos formas básicas de ver la religión: Pre-racional y trans-racional. Estas son dos formas muy diferentes de relacionarse con lo religioso. 

La primera es mítica, pre-racional y fundamentalista. Es, exactamente, lo que la Ilustración pretendía superar. El grito de guerra de Voltaire recordaba la crueldad que los católicos infligieron en el nombre de Dios. Incluso ahora, vemos la gran mayoría de los terroristas del mundo con creencias religiosas fundamentalistas: nivel ámbar(*), que es mítico, conformista; ese nivel que muestran tanto los Budistas poniendo gas sarín en el metro de Tokyo, como los separatistas Sijs, los de Alkaeda o los Baptistas haciendo explotar las clínicas abortistas. Se trata de la fuerza separatista más potente en el mundo actual y es por lo que los liberales están en contra de la religión. Lo que ocurre es que tiran al bebé, junto con el agua de su baño, puesto que se olvidan de que existe una religión trans-racional - que no tiene nada que ver con algún mito en el que tenemos que creer, ni con un cuento que nos han contado. Muy al contrario, se trata de la tecnología del siguiente nivel de conciencia como fuente de la vanguardia para la liberación humana.

La Política se queda pillada entre estos dos tipos de religión, sin siquiera hacer distinciones, ahora bien, si somos trans-racionales, queremos que la Política incorpore la religión trans-racional que estaría más ligada a lo que conocemos como Espiritualidad, ya que esos son los niveles más elevados de desarrollo y por lo tanto los niveles más altos de cognición, amor, compasión y cuidado. De modo que reconocer esa distinción, cuanto menos, es absolutamente crucial y muy poca gente lo hace.


Ken Wilber y Raquel Torrent son dos de los coautores del libro "Espiritualidad y Política"

"Espiritualidad y Política" es un ensayo para abordar el futuro con esperanza y la convicción en las posibilidades de la humanidad para vivir mucho mejor, en armonía con nuestros semejantes y con todo el planeta.

(*) Nivel ambar,  refiere al 4º nivel inferior ó de primer grado en la Teoría Integral de Wilber que muestra el desarrollo de la Conciencia en forma de niveles por colores)  (Ver Gráfico)


Puedes profundizar en este tema en http://raqueltorrent.blogspot.com/2011/10/entrevista-ken-wilber.html

miércoles, 14 de septiembre de 2011

La mayoría de los políticos son analfabetos ecológicos

Leonardo Boff
Aunque este artículo de Leonardo Boff es del 2009, lo compartimos porque está más vigente que nunca y nos brinda clavespara abordar los grandes desafíos de la humanidad. Leonardo Boff es uno de los coautores del libro "Espiritualidad y Política".

Leonardo Boff resume su ideario en lo que él mismo llama "las cuatro ecologías". Para Boff la Ecología es un "concepto estratégico", sobre el que se asienta todo lo demás. Con los conceptos de ecología ambiental, social, mental e integral pretende integrar a la Madre Tierra y al ser humano en todas sus dimensiones.

Leonardo Boff es profeta de una nueva era, pero no predica desde un púlpito. Está en Getafe, en una sala del edificio de Humanidades de la Universidad Carlos III. Y fuera le espera Marcia, su compañera de batalla. El Congreso de Derecho ha usurpado a la cita con Boff el Aula Magna y sus fieles se han ido hasta el edificio 14. Los fallos técnicos impacientan más a su acompañante, el teólogo y director de la cátedra de Teología Ignacio Ellacuría, Juan José Tamayo, que a este hombre que ha venido desde Brasil a hablar de cristianismo y ecología, y que empieza diciendo a su auditorio que el ser humano ya no es el centro.

-En su visión ecologista del cristianismo, el hombre ya no es el centro de la religión, y lo es la Madre Tierra. ¿Cómo ha sentado eso a la base cristiana y a las altas esferas de la Iglesia?

-Esa idea de la tierra como madre es una idea común de las religiones de tradición judeo-cristiana. Hay una profunda comunión entre tierra y humanidad, y habría que devolver esa conciencia a los cristianos de sentirse parte del planeta.

Boff, doctorado en Filosofía y Teología, ordenado franciscano en 1959 para renunciar en 1992 a sus actividades sacerdotales a la vez que anunciaba que "seguía en la trinchera", pasa estos días por Madrid con su bandera verde. Y propone empezar por llamar al planeta Madre Tierra, porque así no nos atreveremos a profanarla, conquistarla y dejarla agonizando.

Ecología olímpica

Boff cree que "los Juegos Olímpicos son el gran reto de Brasil" y espera que su país pueda "hacer unos juegos ecológicos, y hacerlos conscientemente para que en ese encuentro de millones de personas llegue un mensaje que nos lleve a amar la Tierra". Sin embargo, no confía del todo en el presidente, Luis Inazio Lula da Silva. "Lula entiende la Naturaleza como algo importante pero no ve que es algo estratégico que tenemos que hacer con políticas del Estado". Tampoco confía, en general, en que la clase política ayude en ese nuevo advenimiento: "La mayoría son analfabetos ecológicos".

Leonardo Boff espera que la cita olímpica sea ecológica, pero también que sirva para hacer cambios importantes y "despertar especialmente a las barriadas pobres la autoestima de mejorar sus vidas, sus casas, los paisajes". La cita olímpica puede ser "un proceso pedagógico de construcción de ciudadanía".

Retirada sostenible

"Empieza el tiempo del mundo finito", dice Boff. "No vamos al encuentro del calentamiento global, estamos ya dentro", Además, "el calentamiento es antropogénico: tiene la huella humana". El teólogo cree que ya no se debe hablar de "desarrollo sostenible" sino de "retirada sostenible". Pero su visión no es catastrofista. "Hay dos actitudes: se puede ver este escenario como una crisis o como tragedia; la crisis purifica, la tragedia culmina en un gran desastre". Él, claro, se sitúa en la primera y asegura que "estamos en la puerta de una nueva etapa: la etapa planetaria".

Tierra que piensa

"Los astronautas nos enseñaron que, mirando desde fuera, Tierra y Humanidad es una sola realidad", asegura. Para Boff, "el ser humano es un momento de la Tierra, de su evolución". "Cuando la Tierra empezó a pensar, ahí emergió el ser humano", resume. "El ser humano es Tierra, pero tierra consciente, amante, responsable".

La guerra contra la Tierra

Para Boff, el proyecto de la especie humana es "un proyecto Alejandro Magno o Hernán Cortés". Es decir, un proyecto de conquista. "Y la especie humana puede cantar su triunfo, ocupó el 83 por ciento del Planeta", dice, y "dejó vació el 17 por ciento que le resulta inhabitable". Y no sólo eso: "Sólo una cultura suicida puede destinar gran parte de su esfuerzo a la cultura de la muerte, y no de la vida". En esa guerra contra la Naturaleza, tenemos las de perder. "La Tierra es más fuerte que nosotros", advierte. "Tenemos que firmar una paz perpetua, no basta con una tregua".


Leonardo Boff es otro de los autores de "Espiritualidad y Política" (Kairós), editado por Cristóbal Cervantes y que cuenta con la participación de Ken Wilber, Ervin Lazlo, Mayor Zaragoza, Pablo de la Iglesia, entre otros.

"Espiritualidad y Política" es un ensayo para abordar el futuro con esperanza y la convicción en las posibilidades de la humanidad para vivir mucho mejor, en armonía con nuestros semejantes y con todo el planeta.


viernes, 26 de agosto de 2011

Gestión de Gobierno 2.0, un cambio de paradigma que se avecina


Pablo de la Iglesia
La política no puede seguir petrificada y debe asumir las demandas de una sociedad que está evolucionando mucho más rápido que su dirigencia, la cual parece estar muy ocupada en sostener con vida un sistema que ha muerto y solo queda enterrarlo.

Una crisis multifactorial como la que vive la humanidad, y que tenderá a agravarse en la medida que la sigamos negando, es un equivalente proporcional a las oportunidades que presenta, ¡y el pueblo no las quiere desaprovechar!

Debemos encarar profundas transformaciones que cambien de cuajo nuestro concepto de representatividad. Hoy, con las nuevas tecnologías de comunicación, podemos diluir en buena medida la idea de que "el pueblo no delibera ni gobierna, sino que lo hace a través de sus representantes"; ¡a tan solo un click de distancia está la posibilidad para que un ciudadano de su beneplácito o su negativa a un determinado proyecto! Perfectamente, podríamos crear una tercera cámara virtual en el Congreso en la cual todo el pueblo tenga su opinión en la toma de grandes decisiones ¡y sin moverse de su casa!

En Grecia, en los primeros tiempos de la democracia, eran ciudadanos con derecho los hombres libres nacidos allí; desde entonces, eso ha cambiado mucho y hemos incorporado a los extranjeros, a las mujeres, abolido la esclavitud, etc. Sin embargo, lo que hoy llamamos democracia nos sabe a poco y la ciudadanía planetaria está movilizada para cambiar las cosas.

Islandia ha sido un buen ejemplo, y por supuesto, la crisis un gran despertador. Han empezado por reformar la Constitución, y con la intervención en su redacción de toda la población, vía los recursos que las tecnologías de comunicación brindan, para que todos puedan aportar, opinar y debatir. Tienen su página en Facebook donde todos pueden brindar su punto de vista, publican fotos en Flickr, entrevistas a los responsables de la reforma en YouTube, y se retransmiten la sesiones en directo en un sitio específico.

Islandia es un caso pionero; la crisis enfrentó al país a muchos desafíos que hoy tocan en otras naciones, los está resolviendo por otros caminos y ninguno de los Apocalipsis que las sacrosantas instituciones internacionales siempre predicen, ocurrió sobre este pueblo. Tal vez ha llegado el tiempo, no solo de la Política 2.0, sino también de la Gestión de Gobierno 2.0.

Pablo de la Iglesia




jueves, 25 de agosto de 2011

"Buena Crisis", un libro de Jordi Pigem

Ebook - Buena crisisHe disfrutado mucho de la lectura de "Buena Crisis, hacia un mundo postmaterialista"; se trata de un trabajo que nos ayuda a darle sentido al complicado momento que atraviesa la humanidad y comenzar a observarlo como una gran oportunidad en la cual podemos transformar nuestro estilo de vida hacia formas individuales y colectivas de mayor bienestar y realización personal.

¿Cómo conjugar la satisfacción de nuestras necesidades con el respeto hacia los derechos de la Madre Tierra?

¿Podemos reencontrarnos con la realización plena como individuos con los parámetros que impone este sistema o aceptamos los desafíos de este tiempo e impulsamos creativamente otras pautas de convivencia, producción y orden social?

El economicismo tiene los días contados, pues ya no brinda soluciones a las demandas que hoy tiene la humanidad, pero, ¿hacia donde vamos?

"Caminamos hacia un mundo postmaterialista.", sostiene sin reparos Jordi Pigem. Lo cual, según este autor, es "un declive en el afán de poseer y consumir bienes materiales, y un despertar del interés por bienes inmateriales e intangibles como la creatividad, la solidaridad, el conocimiento, la sabiduría y la alegría de vivir y convivir."

Si el lector desea encontrar "rutas de navegación" que le ayude a comprender el mundo actual y el que viene, recomiendo especialmente este libro de un reconocido pensador que está ayudando a ponerle los cimientos a una nueva humanidad.

Pablo de la Iglesia



Jordi Pigem es otro de los autores de "Espiritualidad y Política" (Kairós), editado por Cristóbal Cervantes y que cuenta con la participación de Ken Wilber, Ervin Lazlo, Mayor Zaragoza, Pablo de la Iglesia, entre otros.

"Espiritualidad y Política" es un ensayo para abordar el futuro con esperanza y la convicción en las posibilidades de la humanidad para vivir mucho mejor, en armonía con nuestros semejantes y con todo el planeta.



domingo, 21 de agosto de 2011

Una visión espiritual de la "Spanish Revolution"

Más allá de la superficialidad con la que muchos medios de comunicación describen los movimientos sociales emergentes, hay un despertar profundo que ya está poniendo las bases para una nueva civilización.

Este documental nos brinda una perspectiva mucho más aproximada a las verdaderas intenciones que hoy viven en el corazón del pueblo español y que se contagia a todo el planeta.



Pablo de la Iglesia

domingo, 31 de julio de 2011

Los porqués del hambre




Vivimos en un mundo de abundancia. Hoy se produce comida para 12.000 millones de personas, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuando en el planeta habitan 7.000. Comida, hay. Entonces, ¿por qué una de cada siete personas en el mundo pasa hambre?


La emergencia alimentaria que afecta a más de 10 millones de personas en el Cuerno de África ha vuelto a poner de actualidad la fatalidad de una catástrofe que no tiene nada de natural. Sequías, inundaciones, conflictos bélicos... contribuyen a agudizar una situación de extrema vulnerabilidad alimentaria, pero no son los únicos factores que la explican.

La situación de hambruna en el Cuerno de África no es novedad. Somalia vive una situación de inseguridad alimentaria desde hace 20 años. Y, periódicamente, los medios de comunicación remueven nuestros confortables sofás y nos recuerdan el impacto dramático del hambre en el mundo. En 1984, casi un millón de personas muertas en Etiopía; en 1992, 300.000 somalíes fallecieron a causa del hambre; en 2005, casi cinco millones de personas al borde de la muerte en Malaui, por solo citar algunos casos.

El hambre no es una fatalidad inevitable que afecta a determinados países. Las causas del hambre son políticas. ¿Quiénes controlan los recursos naturales (tierra, agua, semillas) que permiten la producción de comida? ¿A quiénes benefician las políticas agrícolas y alimentarias? Hoy, los alimentos se han convertido en una mercancía y su función principal, alimentarnos, ha quedado en un segundo plano.

Se señala a la sequía, con la consiguiente pérdida de cosechas y ganado, como uno de los principales desencadenantes de la hambruna en el Cuerno de África, pero ¿cómo se explica que países como Estados Unidos o Australia, que sufren periódicamente sequías severas, no padezcan hambrunas extremas? Evidentemente, los fenómenos meteorológicos pueden agravar los problemas alimentarios, pero no bastan para explicar las causas del hambre. En lo que respecta a la producción de alimentos, el control de los recursos naturales es clave para entender quién y para qué se produce.

En muchos países del Cuerno de África, el acceso a la tierra es un bien escaso. La compra masiva de suelo fértil por parte de inversores extranjeros (agroindustria, Gobiernos, fondos especulativos...) ha provocado la expulsión de miles de campesinos de sus tierras, disminuyendo la capacidad de estos países para autoabastecerse. Así, mientras el Programa Mundial de Alimentos intenta dar de comer a millones de refugiados en Sudán, se da la paradoja de que Gobiernos extranjeros (Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Corea...) les compran tierras para producir y exportar alimentos para sus poblaciones.

Asimismo, hay que recordar que Somalia, a pesar de las sequías recurrentes, fue un país autosuficiente en la producción de alimentos hasta finales de los años setenta. Su soberanía alimentaria fue arrebatada en décadas posteriores. A partir de los años ochenta, las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para que el país pagara su deuda con el Club de París, forzaron la aplicación de un conjunto de medidas de ajuste. En lo que se refiere a la agricultura, estas implicaron una política de liberalización comercial y apertura de sus mercados, permitiendo la entrada masiva de productos subvencionados, como el arroz y el trigo, de multinacionales agroindustriales norteamericanas y europeas, quienes empezaron a vender sus productos por debajo de su precio de coste y haciendo la competencia desleal a los productores autóctonos. Las devaluaciones periódicas de la moneda somalí generaron también el alza del precio de los insumos y el fomento de una política de monocultivos para la exportación forzó, paulatinamente, al abandono del campo. Historias parecidas se dieron no solo en países de África, sino también en América Latina y Asia.

La subida del precio de cereales básicos es otro de los elementos señalados como detonante de las hambrunas en el Cuerno de África. En Somalia, el precio del maíz y el sorgo rojo aumentó un 106% y un 180% respectivamente en tan solo un año. En Etiopía, el coste del trigo subió un 85% con relación al año anterior. Y en Kenia, el maíz alcanzó un valor 55% superior al de 2010. Un alza que ha convertido a estos alimentos en inaccesibles. Pero, ¿cuáles son las razones de la escalada de los precios? Varios indicios apuntan a la especulación financiera con las materias primas alimentarias como una de las causas principales.

El precio de los alimentos se determina en las Bolsas de valores, la más importante de las cuales, a nivel mundial, es la de Chicago, mientras que en Europa los alimentos se comercializan en las Bolsas de futuros de Londres, París, Ámsterdam y Fráncfort. Pero, hoy día, la mayor parte de la compra y venta de estas mercancías no corresponde a intercambios comerciales reales. Se calcula que, en palabras de Mike Masters, delhedge fund Masters Capital Management, un 75% de la inversión financiera en el sector agrícola es de carácter especulativo. Se compran y venden materias primas con el objetivo de especular y hacer negocio, repercutiendo finalmente en un aumento del precio de la comida en el consumidor final. Los mismos bancos, fondos de alto riesgo, compañías de seguros, que causaron la crisis de las hipotecas subprime, son quienes hoy especulan con la comida, aprovechándose de unos mercados globales profundamente desregularizados y altamente rentables.

La crisis alimentaria a escala global y la hambruna en el Cuerno de África en particular son resultado de la globalización alimentaria al servicio de los intereses privados. La cadena de producción, distribución y consumo de alimentos está en manos de unas pocas multinacionales que anteponen sus intereses particulares a las necesidades colectivas y que a lo largo de las últimas décadas han erosionado, con el apoyo de las instituciones financieras internacionales, la capacidad de los Estados del sur para decidir sobre sus políticas agrícolas y alimentarias.

Volviendo al principio, ¿por qué hay hambre en un mundo de abundancia? La producción de alimentos se ha multiplicado por tres desde los años sesenta, mientras que la población mundial tan solo se ha duplicado desde entonces. No nos enfrentamos a un problema de producción de comida, sino a un problema de acceso. Como señalaba el relator de la ONU para el derecho a la alimentación, Olivier de Schutter, en una entrevista a EL PAÍS: "El hambre es un problema político. Es una cuestión de justicia social y políticas de redistribución".

Si queremos acabar con el hambre en el mundo es urgente apostar por otras políticas agrícolas y alimentarias que coloquen en su centro a las personas, a sus necesidades, a aquellos que trabajan la tierra y al ecosistema. Apostar por lo que el movimiento internacional de La Vía Campesina llama la "soberanía alimentaria", y recuperar la capacidad de decidir sobre aquello que comemos. Tomando prestado uno de los lemas más conocidos del Movimiento 15-M, es necesaria una "democracia real, ya" en la agricultura y la alimentación.


Esther Vivas
Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales
de la Universidad Pompeu Fabra
autora de Del campo al plato. Los circuitos de producción y distribución de alimentos.

Fuente: El País

viernes, 22 de julio de 2011

"The Meatrix" o producir alimentos a cualquier precio

Una reflexión acerca de la producción de los alimentos que consumimos, la lógica económica de la productividad infinitamente creciente y la rentabilidad a cualquier precio.








Tosco

Canción con letra y música del grupo argentino JAURIA a la memoria de Agustín Tosco (1930-1975).

Un luchador incansable por los derechos y la unidad del movimiento obrero; su figura y acción trasciende el panorama político y sindical y reivindica la virtud de la raza humana con su voluntad, amor y empatía.


Más información sobre esta banda de rock en www.jauria.net

martes, 5 de julio de 2011

Proyecto de Ordenanza Municipal "Promoción de la Construcción con Tierra Cruda y otros métodos natural



En el mes de Noviembre de 2010 estamos presentando al Honorable Concejo Deliberante de Chajarí (Entre Ríos, Argentina) el presente proyecto de ordenanza municipal.

Te agradecemos tu apoyo para difundir esta iniciativa y ayudarnos a conscientizar a los señores concejales acerca de la importancia que tiene la aprobación de esta norma.

Si no eres de Chajarí, te invitamos a inspirarte en ella y presentársela a los concejales de tu ciudad. ¡Cambiamos nuestra ciudad! ¡Cambiamos el mundo!

Proyecto de Ordenanza Municipal:

"Promoción de la Construcción con Tierra Cruda y otros métodos naturales"

Visto:

Las construcciones en tierra cruda, técnica normalmente conocida como adobe, tiene grandes ventajas como la capacidad de absorber la humedad, son térmicamente más eficaces, tienen un casi nulo impacto ambiental, constituyen una alternativa económica y, en general, resultan más saludables y confortables para quien la habita.

Considerando:

- Que desde siempre la humanidad utiliza los materiales naturales que tiene a su alcance para construir sus viviendas y apenas en la última centuria estos fueron reemplazados por sustitutos industrializados.

- Que por obra de prejuicios e ignorancia, así como por la acción publicitaria, se fueron descartando los métodos tradicionales por las nuevas tecnologías que no siempre se mostraron más eficientes y si mucho más costosas, generando un déficit habitacional que ha dejado afuera de la posibilidad de acceder a una vivienda digna a los sectores más humildes o condena a las familias a pagar hipotecas durante décadas.

- Que no hay dudas en los estudios y seguimientos efectuados para conocer las virtudes del sistema de construcción natural en cuanto a la seguridad, salud, impacto ambiental, humedad, hermeticidad, economicidad, etc, que vuelven necesario trabajar legislando positivamente en la materia.

- Que es responsabilidad del municipio generar instrumentos con profundo sentido social que faciliten a las familias carenciadas el acceso a una vivienda digna, como así mismo la posibilidad que todos los ciudadanos de cualquier condición económica puedan optar por esta alternativa con cualidades que realzan su valor en términos de salud y cuidado ambiental.

- Que existen numerosos antecedentes en el país de construcciones con esta metodología bajo el amparo del Estado en planes de viviendas como el FONAVI, escuelas rurales, edificios y estaciones de interpretación en Reservas y Areas Protegidas, etc.

- Que se ha investigado en forma suficiente como para brindar parámetros técnicos de seguridad en centros académicos como la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Tucumán o el CONICET.

- Que existen antecedentes legislativos en Perú, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Francia, Alemania, India, Nigeria, Costa de Marfil, Sudáfrica, Turquía, Nueva Zelanda y Australia. En nuestro país recientemente se ha legislado en forma pionera sobre este tema en el municipio rionegrino de Luis Beltrán.

- Que es necesario promover desde las instancias municipales alternativas que mejoren la calidad de vida siendo la construcción con tierra cruda una alternativa cierta y factible, se eleva a la consideración del Honorable Concejo Deliberante el siguiente proyecto de Ordenanza.

Artículo 1º Declárese de interés municipal la construcción con tierra cruda y otros materiales naturales disponibles en la zona y autorícese en el ejido de Chajarí la construcción con tierra cruda en las formas que no contravengan lo establecido en las reglamentaciones urbanísticas y edilicias vigentes.

Artículo 2º Créase en el marco del Instituto Municipal de la Vivienda un Centro de Promoción de la Bioconstrucción con el objeto de promover capacitaciones que brinden formación técnica y práctica a los ingenieros, arquitectos y albañiles, así como a las empresas vinculadas al sector de la construcción; de la misma manera impleméntese campañas educativas con el objeto de superar los prejuicios sociales infundados que obstaculizan la construcción con tierra cruda y otros materiales naturales.

Artículo 3º Foméntese la cooperación entre familias y municipio, así como con ONGs de acción social con el propósito de impulsar la autoconstrucción con tierra cruda y materiales naturales presentes en la zona.

Artículo 4º Procúrese establecer negociaciones con instancias provinciales y nacionales con el propósito de incluir esta modalidad en los planes de vivienda social en el ejido de Chajarí.

Artículo 5º Establézcase prioridad de elección sobre esta metodología constructiva en las acometidas municipales donde la construcción con tierra cruda sea viable, considerándose equipamientos urbanos destinados a la educación, la salud, el turismo, centros culturales, salones comunitarios, etc.

Artículo 6º El Poder Ejecutivo Municipal a través del Organismo de aplicación correspondiente efectuará la recopilación y publicación de los requisitos generales para la construcción según los distintos sistemas y técnicas constructivas.

Artículo 7º De forma.


Bibliografía Consultada

* Bioconstruyendo Patagonia. www.bioconstruyendo.org

* Centro de Investigación, Desarrollo y Enseñanza de Permacultura. www.cidep.org

* Grupo para Promover la Educación y el Desarrollo Sustentable, A.C. www.grupedsac.org

* Ordenanza 24/10 del HCD de Luis Beltrán (Río Negro).

* Red de Construcción con Balas de Paja. www.casasdepaja.org * Reglamento Nacional de Construcciones de Perú. Norma técnica de edificación NTE E.080. Adobe.* Revista española de Bioconstrucción Permacultura y Sostenibilidad. www.ecohabitar.org* Red Ibérica de Ecoaldeas. www.ecoaldeas.org* Tecnologías Ecososciales: la construcción con tierra. Rodolfo Rotondaro y Juan Carlos Patrone. Instituto Nacional de Tecnología Industrial.www.inti.gob.ar

En esta dirección puedes ver fotos de construcciones con adobe:

http://on.fb.me/ds8fsx 

lunes, 4 de julio de 2011

Política y Economía: la hora de expresarlas con sabiduría

Pablo de la Iglesia
La gran mayoría de los pueblos del mundo quiere cambiar. Lo vemos en Europa, en América, en Medio Oriente...

Probablemente no siempre tengamos claro hacia donde queremos ir, pero claramente la gente expresa su fastidio con la falta de libertades en unas democracias que ya no nos parecen tales. Señala pacíficamente, como ocurre en España con Democracia Real Ya, que desea participar en la toma de decisiones y dejar de ser meras mercancías, para pasar a ser sujetos de atención y cuidado en una economía humanizada.

Desde mi percepción, política y economía son dos asignaturas que se han desarrollado en términos de conocimiento; esto es válido pero, a esta altura, absolutamente insuficiente; el siguiente paso es expresarlas con sabiduría.

Cualquier instrumento para el desarrollo de la humanidad debe ser implementado desde el amor, caso contrario tan solo será un elemento funcional que, en manos egoístas, puede hacer mucho daño por más refinada que sea su condición.

La espiritualidad, entendida como una realización de los valores universales, no debe ser considerada un compartimiento estanco, debemos impulsar su presencia en cada una de las actividades humanas; con respeto y amplitud de miras, estoy convencido que es el siguiente eslabón necesario para la evolución de la educación, la producción, los negocios, la ecología, y sí, por supuesto, de la polítca y la economía.

Pablo de la Iglesia

jueves, 30 de junio de 2011

¿Crisis terminal del capitalismo?

Leonardo Boff
Vengo sosteniendo que la crisis actual del capitalismo es más que coyuntural y estructural. Es terminal. ¿Ha llegado el final del genio del capitalismo para adaptarse siempre a cualquier circunstancia?. Soy consciente de que pocas personas sostienen esta tesis. Dos razones, sin embargo, me llevan a esta interpretación.

La primera es la siguiente: la crisis es terminal porque todos nosotros, pero particularmente el capitalismo, nos hemos saltado los límites de la Tierra. Hemos ocupado, depredando, todo el planeta, deshaciendo su sutil equilibrio y agotando sus bienes y servicios hasta el punto de que no consigue reponer por su cuenta lo que le han secuestrado. Ya a mediados del siglo XIX Karl Marx escribía proféticamente que la tendencia del capital iba en dirección a destruir sus dos fuentes de riqueza y de reproducción: la naturaleza y el trabajo. Es lo que está ocurriendo.

La naturaleza efectivamente se encuentra sometida a un gran estrés, como nunca antes lo estuvo, por lo menos en el último siglo, sin contar las 15 grandes diezmaciones que conoció a lo largo de su historia de más de cuatro mil millones de años. Los fenómenos extremos verificables en todas las regiones y los cambios climáticos, que tienden a un calentamiento global creciente, hablan a favor de la tesis de Marx. ¿Sin naturaleza cómo va a reproducirse el capitalismo? Ha dado con un límite insuperable.

Él capitalismo precariza o prescinde del trabajo. Existe gran desarrollo sin trabajo. El aparato productivo informatizado y robotizado produce más y mejor, con casi ningún trabajo. La consecuencia directa es el desempleo estructural.

Millones de personas no van a ingresar nunca jamás en el mundo del trabajo, ni siquiera como ejército de reserva. El trabajo, de depender del capital, ha pasado a prescindir de él. En España el desempleo alcanza al 20% de la población general, y al 40% de los jóvenes. En Portugal al 12% del país, y al 30% entre los jóvenes. Esto significa una grave crisis social, como la que asola en este momento a Grecia. Se sacrifica a toda la sociedad en nombre de una economía, hecha no para atender las demandas humanas sino para pagar la deuda con los bancos y con el sistema financiero. Marx tiene razón: el trabajo explotado ya no es fuente de riqueza. Lo es la máquina.

La segunda razón está ligada a la crisis humanitaria que el capitalismo está generando. Antes estaba limitada a los países periféricos. Hoy es global y ha alcanzado a los países centrales. No se puede resolver la cuestión económica desmontando la sociedad. Las víctimas, entrelazas por nuevas avenidas de comunicación, resisten, se rebelan y amenazan el orden vigente. Cada vez más personas, especialmente jóvenes, no aceptan la lógica perversa de la economía política capitalista: la dictadura de las finanzas que, vía mercado, somete los Estados a sus intereses, y el rentabilismo de los capitales especulativos que circulan de unas bolsas a otras obteniendo ganancias sin producir absolutamente nada a no ser más dinero para sus rentistas.

Fue el capital mismo el que creó el veneno es el que lo puede matar: al exigir a los trabajadores una formación técnica cada vez mejor para estar a la altura del crecimiento acelerado y de la mayor competitividad, creó involuntariamente personas que piensan. Éstas, lentamente van descubriendo la perversidad del sistema que despelleja a las personas en nombre de una acumulación meramente material, que se muestra sin corazón al exigir más y más eficiencia, hasta el punto de llevar a los trabajadores a un estrés profundo, a la desesperación, y en algunos casos, al suicidio, como ocurre en varios países, y también en Brasil.

Las calles de varios países europeos y árabes, los “indignados” que llenan las plazas de España y de Grecia son expresión de una rebelión contra el sistema político vigente a remolque del mercado y de la lógica del capital. Los jóvenes españoles gritan: «no es una crisis, es un robo». Los ladrones están afincados en Wall Street, en el FMI y en el Banco Central Europeo, es decir, son los sumos sacerdotes del capital globalizado y explotador.

Al agravarse la crisis crecerán en todo el mundo las multitudes que no aguanten más las consecuencias de la superexplotación de sus vidas y de la vida de la Tierra y se rebelen contra este sistema económico que ahora agoniza, no por envejecimiento, sino por la fuerza del veneno y de las contradicciones que ha creado, castigando a la Madre Tierra y afligiendo la vida de sus hijos e hijas.

Artículo publicado en Koinonia y visto en Espiritualidad y Política

Los ritmos de la naturaleza

Los que seguimos con preocupación los temas ambientales hemos visto la ausencia de avances en la descontaminación de la central atómica japonesa de Fukushima, destruida por un terremoto el 11 de marzo de 2011. El fracaso de todos los intentos de evitar la salida de radiactividad al exterior muestra que quienes iniciaron una actividad altamente peligrosa no saben repararla cuando falla.

Destacamos el desconcierto de los ciudadanos comunes ante la torpeza e incompetencia de quienes fueron reiteradamente elogiados como los mejores del mundo en el campo de las tecnologías sofisticadas. Una consecuencia de esto fue el rechazo unánime del pueblo italiano a la energía nuclear en un reciente plebiscito. Cuando un punto de vista gana una elección por el 94,5 por ciento de los votos, hay una expresión de profundos sentimientos colectivos. Por eso, es probable que nadie se atreva a convocar un plebiscito semejante en ningún país latinoamericano, por temor a encontrar un rechazo equivalente.

En Argentina, las autoridades acaban de anunciar que modificarán el diseño de la central atómica Atucha II (en construcción) para permitir una parada rápida en caso de emergencia. Lo que equivale a decir que no tenían forma de detenerla en caso de accidente nuclear grave. Indirectamente también están diciendo que las otras centrales atómicas que funcionan desde hace varias décadas no pueden pararse con rapidez. ¿Qué pensaríamos de alguien que conduce un vehículo con una carga muy peligrosa y no tiene frenos?

La historia de cómo y por qué perdimos el rumbo y comenzamos a pedirle a la tecnología cosas que no puede darnos es larga y merece opiniones diversas. Una de ellas tiene que ver con el alejamiento del medio que nos soporta y el creer que podemos reemplazar funciones naturales por medios tecnológicos.

Por eso, nuestra insistencia en recordar los ritmos de la naturaleza a la que pertenecemos, más allá de cualquier percepción ilusoria en contrario.

Antonio Elio Brailovsky

lunes, 13 de junio de 2011

La dictadura de las semillas transgénicas

Excelente exposición de Vandana Shiva acerca de las consecuencias sociales, económicas y ambientales de la agricultura basada en transgénicos y monocultivos.

La producción y el acceso a los alimentos ha dejado de ser un aspecto soberano de las naciones y un derecho de los ciudadanos, para convertirse en un elemento de especulación financiera que pone en jaque la paz y la justicia en todo el planeta.




La democracia está siendo deformada y detrás de intereses que pretenden presentarse de forma políticamente correcta, se esconden corporaciones cuyo propósito es el control absoluto de nuestros derechos básicos que garantizan el acceso al agua, a los alimentos y a la salud.

Nos debemos una profunda reflexión antes que sea demasiado tarde.

Pablo de la Iglesia

domingo, 5 de junio de 2011

No somos mercancía en manos de políticos y banqueros


MANIFIESTO “DEMOCRACIA REAL YA”:
Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.
Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.
Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:
  • Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
  • Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
  • El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
  • La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
  • El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
  • La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
  • Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
  • Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
  • Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.
Por todo lo anterior, estoy indignado.
Creo que puedo cambiarlo.
Creo que puedo ayudar.
Sé que unidos podemos.
Sal con nosotros. Es tu derecho.
Para firmar el manifiesto: http://www.democraciarealya.es/?page_id=88

viernes, 20 de mayo de 2011

Mouseland, una fábula que evidencia las limitaciones de un sistema

Realmente vale la pena tomarse cinco minutos para ver esta fábula política difundida por Tommy Douglas, prominente activista y político, elegido en 2004 como "El canadiense más grande de todos los tiempos", reconocido como padre del paso del sistema de salud canadiense al modelo de asistencia sanitaria universal.


Tal vez este video nos ayude a comprender la necesidad de transitar desde la actual democracia disfuncional hacia una democracia real, con plena participación ciudadana en la toma de decisiones.

Pablo de la Iglesia

viernes, 8 de abril de 2011

La transformación es inevitable


Pablo de la Iglesia
Cuando uno está involucrado con intereses, pierde objetividad en el análisis. Cuando uno ha hecho las cosas de una determinada manera y con resultados exitosos en el pasado, seguramente resistirá para mantener el status quo. La resistencia al cambio ha sido una constante de la naturaleza humana que tiende a dormirse cuando los vientos soplan la necesidad de un cambio.

Es precisamente lo que nos está ocurriendo. Hay un modelo de desarrollo que ha generado beneficios para todos pero que hoy muestra sus limitaciones. La humanidad está dividida. Básicamente una plutocracia que quiere redoblar la apuesta mercantilizando absolutamente todo y sectores productivos con bajo nivel de responsabilidad social y ambiental que apoyan el paroxismo capitalista. Sectores empresarios en manos de una dirigencia consciente que adhiere a la necesidad del cambio pero que están muy limitados por un conjunto de reglas que favorecen el juego de los primeros.  Y una amplia mayoría de la población que está despertando a un entendimiento diferente de lo que habitualmente hemos definido como bienestar y desarrollo.

Bienestar es un término que ha sido asociado al tener por tener, el deseo de un consumismo desaforado que en realidad busca satisfacer una necesidad de contención social e integridad espiritual que emana desde nuestro inconsciente y que, sin saberlo en la mayoría de los casos, nos aleja de la intención positiva de nuestro impulso primario. 

El desarrollo es un concepto que ha ido deshumanizándose y volviéndose un fin en si mismo, es decir, el desarrollo al servicio del desarrollo y la humanidad al servicio del desarrollo. Hoy nos hemos dado cuenta que algo está mal, que hay aspectos de este camino trazado que deben atesorarse por su utilidad práctica, y hay otros que deben trascenderse porque se han vuelto peligrosos para nosotros mismos. La necesidad de pavimentar este camino con nuevas cualidades, sin duda representa una crisis, nos impulsa a un esfuerzo adaptativo para el cual la respuesta de los menos flexibles es el temor.

Sin embargo, lo que en realidad tenemos es una fantástica oportunidad de unir desarrollo y bienestar en una hermosa conjunción superadora, donde desarrollo implique responsabilidad social y ambiental, y bienestar nos contemple mucho más allá de la necesidad de colmar nuestras necesidades básicas (consumo) y sensuales (consumismo), para ir hacia una forma de estar en el mundo donde el capital social sea nuestro principal insumo para desarrollarnos libremente de acuerdo a nuestros deseos y necesidades del alma.

Tremendo error sería hacer una lectura de este escenario a la luz de los viejos condicionamientos ideológicos, pues nos hemos empezado a mover en un paradigma diferente. Tremendo error sería abordar la solución de los desafíos que tenemos ante nosotros con los resentimientos pasados a cuestas, pues las viejas disputas no son más que un reflejo de una realidad que ya no existe. Lo que necesitamos es un consenso amplio y generoso que se haga fuerte en los principios comunes que laten en el corazón de cada mujer y hombre de bien: diálogo, libertad, comprensión, cuidado, generosisdad y apertura al cambio transformador.

Antes o después, la transformación es inevitable; es cuestión de supervivencia de la especie y sentido común de aquellos que queremos ejercer el derecho a ser felices. Cada uno decidirá cuando comenzar a andar hacia el nuevo amanecer.

Pablo de la Iglesia

jueves, 7 de abril de 2011

Felicidad Interior Bruta

Por Alberto D. Fraile Oliver 
Cada vez está más claro que los indicadores económicos no son suficientes para medir el bienestar de una sociedad. Sin embargo, los destinos de nuestra civilización y nuestras vidas están regidos por el Producto Interior Bruto (PIB). 
La salud de nuestra sociedad se mide por el número de coches matriculados, metros construidos, árboles talados, productos consumidos, teléfonos vendidos… pero obvian el estado de ánimo de las personas que viven en ella o la fortaleza de los ecosistemas que la acogen. Pese a que el PIB no es más que un anodino y, ciertamente, bruto, índice de crecimiento, nos lleva a todos con la lengua fuera. Trabajamos 50 horas por el PIB, pagamos hipotecas esclavizantes por el PIB, nuestros gobiernos recortan prestaciones sociales por el PIB, nos jubilaremos postmortem por el PIB.
Si producimos, consumimos, destruimos… como el dios del crecimiento manda, todo va bien. Pero si el PIB cae una décima, empiezan a asomar por el horizonte los jinetes del Apocalipsis: crisis, recesión, ajustes, recortes… Pero, ¿hay vida más allá del dichoso Producto Interior Bruto? ¿Hemos venido a este mundo a producir o a ser felices? ¿A realizarnos o a consumir?

Frente a esta realidad, cada vez más voces empiezan a pedir la creación de índices de medición alternativos, que en lugar de mirar a la producción pongan el foco en la felicidad de las personas. Porque  si algo se mide, existe y se puede gestionar.
Es un hecho que el PIB deshumaniza a la persona y la convierte en algo secundario, un engranaje más del sistema de producción-consumo-residuo.  Y de los ecosistemas y la destrucción de recursos, ni hablemos: cuanto más se destruye, más crece el PIB. Así que ser anti-ecológicos, según este modelo, es bueno para la economía.
Pese a que en nuestras sociedades el éxito social consiste en tener más coches, más televisores, más vestidos, más, más, más… empezamos a darnos cuenta de las carencias de un sistema que se desmorona.
Los daños colaterales ya son demasiado evidentes como para disimular: la contaminación, la destrucción del paisaje, la pérdida de biodiversidad, el endeudamiento, la insatisfacción, la pérdida de sentido… El índice que realmente mediría el funcionamiento de nuestro sistema económico es el de Destrucción Interior Bruta (DIB).
Es el momento de desbancar al PIB como brújula que señala nuestro norte. Una brújula que ya no funciona y que nos lleva al colapso, porque intenta hacernos creer que podemos crecer infinitamente en un planeta finito. Quizá toque medir y aumentar nuestra Felicidad Interior Bruta. Porque, como muchos intuimos, el verdadero desarrollo de una sociedad sucede cuando los avances en lo material y en lo espiritual se complementan.

jueves, 31 de marzo de 2011

Fraternidad, el combustible para pasar de la crisis a la oportunidad

Pablo de la Iglesia
Estamos en medio de un cambio de épocas. Un momento crucial de la historia donde nos sentimos entre dos paradigmas; esto conlleva gran confusión pues tenemos que vivir con un pié dando respuestas a problemas viejos pero que por un tiempo estarán con nosotros, y a su vez, con el otro, explorando desafíos que son nuevos para nuestro entendimiento.

La crisis es multifactorial. Va desde lo planetario, pasando por lo social, lo económico, lo político, lo ecológico y llegando hasta lo espiritual. Una característica de los tiempos es ver con perplejidad como, nuestras mejores acciones para resolver un problema en una de estas asignaturas, lo crea en las otras.

Nuestra visión de especialistas nos deja sin respuestas integralmente satisfactorias; únicamente una visión holística, de abordaje multidimensional, que contemple con integridad totalizadora los desafíos a los que nos enfrenta la crisis, nos permitirá transformarla en una oportunidad para nuestros pueblos.

La política debe, hoy más que nunca, nutrirse de los conocimientos más innovadores que el espíritu humano está develando. Debemos ser humildes y aceptar que, aquello en lo que hemos creído durante mucho tiempo, ha dejado de ser útil. Se trata de reconocer la evolución; experimentar gratitud por aquello que ha sido útil en el pasado y tener el coraje de trascenderlo para que podamos tener un futuro mejor.

El menú está servido. Los recursos y el conocimiento son suficientes para cambiar toda la vida en la tierra generando bienestar para todos. Podemos dejar que el egoísmo y el espíritu de dominación y conquista sigan imponiéndose para el beneficio de pocos, o despertar a un espíritu de fraternidad que nos permita dar el salto de conciencia que nos muestre el escenario de una nueva humanidad, llena de posibilidades y con lugar para todos, en un viaje cuyo destino se escribe con cooperación, libertad, respeto y amor por nuestra Madre Tierra.


Pablo de la Iglesia

domingo, 27 de marzo de 2011

TEDxRosario - Andres Schuschny - Diseño fraternal


Andrés Schuschny es Licenciado en Ciencias Físicas (UBA) y Doctor en Economía (UBA). Realizó numerosos cursos de posgrado en el extranjero. Su experiencia transdisciplinaria como investigador, profesor universitario de grado y posgrado de numerosas universidades y consultor internacional le permitió trabajar en tan variados temas como el estudio de los sistemas complejos adaptativos aplicados a la biología y economía, el análisis econométrico y económico cuantitativo, el uso de sistemas de información geográficos aplicados al desarrollo sostenible, entre otras tantas actividades. Hoy se desempeña como funcionario de las Naciones Unidas realizando investigaciones vinculadas a la prospectiva energética y el cambio climático. Publicó el libro: La Red y el futuro de las organizaciones. Más conectados…¿Más integrados?” que lo vinculó con el mundo 2.0 y del coaching. Es también asesor de la Transconsultora Muscui, catalizadora de procesos de transformación cultural en organizaciones.

Ha publicado numerosos artículos en revistas científicas y de divulgación, capítulos de libros, editado su blog: Humanismo y Conectividad.

sábado, 12 de marzo de 2011

Los tiempos están cambiando

Cristóbal Cervantes
Tomamos prestado el título de la famosa canción de Bob Dylan de los años 60 que marcó esa época. En efecto, en esos años los tiempos comenzaron a cambiar y últimamente los cambios se están acelerando. Hemos expresado varias veces en el blog nuestra visión de la crisis actual, desde hace más de 3 años venimos diciendo que, en nuestra opinión, esta es una crisis sistémica global, es decir, el sistema capitalista mundial está en crisis. No es la primera crisis del capitalismo, ya ha pasado por varias en sus dos siglos de existencia, la última fue el crash de 1929, y si no aprendemos de los errores de esa crisis volveremos a equivocarnos, otra vez. En esta ocasión las causas de la crisis son, en primer término la superación de la capacidad de endeudamiento, y en segundo lugar por el fin del petróleo barato.

Las alternativas de salida de la crisis son dos, por un lado que el capitalismo llegue a su paroxismo aumentando su sed de violencia, control y explotación, o por el contrario una salida cooperativa, solidaria, ecológica, la nueva conciencia que emergió en los años 60. Crisis se define como el momento en el que lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. En nuestra opinión lo viejo es el sistema capitalista con su conciencia materialista, individualista, consumista y competitiva, y lo nuevo es la conciencia planetaria, la ecología, la paz, la cooperación, la libertad, la creatividad, la espiritualidad, y todos los valores que comenzaron a extenderse en la década de los 60.

Esa nueva conciencia no es totalmente nueva, pero hasta ahora había estado reservada a mujeres y hombres sabios o místicos. Hace 2.500 Sócrates dijo: "No soy un ateniense, ni un griego, sino un ciudadano del mundo". Muy poca gente ha repetido esa conciencia planetaria a lo largo de la historia, pero en los 60 pudimos ver el planeta por televisión, un planeta azul, sin fronteras, en medio del inmenso universo, una casa común, la conciencia planetaria se extendió.

Un ejemplo, pequeño, de ese cambio es el vídeo (en dos partes) de la conferencia de Arcadi Oliveres que publicamos en la última entrada del blog, "Yo soy marroquí y voy a salir el día 20 de febrero". En apenas dos meses, y sólo con el boca a boca en Internet, ha sumado más de 600.000 vistas en Youtube. Arcadi es uno de esos cristianos de base que lleva toda su vida dedicado a la justicia y la paz, con un c.v. impresionante no busca la fama, el dinero o el poder, sino actuar de buena voluntad buscando el bien común, conozco muchos de esos cristianos comprometidos, la mayoría anónimos, están en la línea de la Teología de la Liberación, para ellos espiritualidad y compromiso social van unidos.

Lo que es sorprendente es que Arcadi lleva décadas dando charlas a auditorios minoritarios, como este vídeo que es una conferencia en una modesta asociación de inmigrantes, y de pronto en dos meses lo han visto más de 600.000 personas.

El otro día, un amigo escritor que lleva media vida escribiendo sobre nueva conciencia y ecología me dijo que es ahora cuando puede vivir de ello.

Son dos ejemplos de que los tiempos están cambiando, los que llevan más de 30 años diciendo que este sistema no funcionaba, siguiendo la emergencia de esa nueva conciencia en los años 60, tienen ahora más audiencia que nunca, porque efectivamente todo el mundo está comprobando que este sistema está en crisis, y hacen falta fuentes de luz y esperanza, los líderes emergentes.

Pero no esperemos líderes que nos salven, el nuevo liderazgo es colectivo, cuántico, no personalista, como estamos viendo en las revoluciones árabes.

Pero, como hemos dicho antes, la "otra" salida de la crisis es la evolución "lógica" del sistema hasta su paroxismo, aumentando su sed de violencia, control y explotación. Una señal preocupante de ese cambio es que el sueño de siempre de los capitalistas había sido un estado mínimo que sólo cumpliera dos funciones: garantizar que los contratos (comerciales, mercantiles, laborales...) se cumplan, y el orden en las calles, para todo lo demás el "mercado libre". Ahora el primer ministro británico anuncia la privatización de todos los servicios públicos menos justicia y policía, para garantizar los contratos y el orden en las calles.

Si uno estudia la historia del pueblo inglés verá, o al menos eso es lo que me parece a mi, que tienen la rara habilidad de adelantarse a su tiempo, de innovar, en política, economía, cultura, muchas cosas que han salido de allí se han extendido por todo el mundo después. En este contexto, no sería de extrañar que esta medida se extendiera al resto de países occidentales.

En varias ocasiones hemos comparado en el blog esta crisis con la crisis de duelo, la crisis por la que pasa una persona cuando se enfrenta a la muerte, a la pérdida de un ser querido, a un gran tránsito. Las cinco etapas de estas crisis de duelo son: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

En nuestra modesta opinión, y pensando globalmente, estamos terminado el largo paso de la negación a la ira, en las revoluciones árabes se habla de "días de la ira". La crisis pareciera que ya no la niega nadie, como pasaba al principio, pero todavía se niega la profundidad de la crisis, y lo que es peor, mucha gente sigue pensando que tarde o temprano volveremos a lo de antes, y eso es imposible. Por ejemplo, el gobierno español hace apenas un mes (mil días después de iniciada la crisis, más de 3 años después del principio de la crisis) que ha comenzado a cambiar su discurso de que teníamos el sistema financiero más solido del mundo a admitir que tenemos algunos problemas y lo vamos a tener que pagar entre todos los españoles.

El problema de la deuda es global, se ha superado la capacidad de endeudamiento de personas, familias, empresas, bancos y administraciones públicas. Y el principal problema es la deuda privada, no la deuda pública. Hace ya mucho tiempo que circulan internacionalmente informes económicos sobre la situación de la banca en España y no son muy optimistas.

El primer ministro británico es el único, que yo sepa, que le ha dicho a sus ciudadanos que las cosas nunca volverán a ser como antes, apenas acaba de llegar y ya ha despedido a medio millón de empleados públicos, ha recortado las ayudas sociales, y promete privatizar todos los servicios públicos menos justicia y policía, mientras está de gira por los países árabes vendiendo armas, precisamente ahora.

Son los dos futuros posibles, y depende de nosotros, de cada uno de nosotros. Como dice Leonardo Boff, nos queda una revolución por hacer, asumir que la vida es cambio y evolución y que todos y todas somos co-creadores del futuro.


Cristóbal Cervantes