domingo, 31 de julio de 2011

Los porqués del hambre




Vivimos en un mundo de abundancia. Hoy se produce comida para 12.000 millones de personas, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuando en el planeta habitan 7.000. Comida, hay. Entonces, ¿por qué una de cada siete personas en el mundo pasa hambre?


La emergencia alimentaria que afecta a más de 10 millones de personas en el Cuerno de África ha vuelto a poner de actualidad la fatalidad de una catástrofe que no tiene nada de natural. Sequías, inundaciones, conflictos bélicos... contribuyen a agudizar una situación de extrema vulnerabilidad alimentaria, pero no son los únicos factores que la explican.

La situación de hambruna en el Cuerno de África no es novedad. Somalia vive una situación de inseguridad alimentaria desde hace 20 años. Y, periódicamente, los medios de comunicación remueven nuestros confortables sofás y nos recuerdan el impacto dramático del hambre en el mundo. En 1984, casi un millón de personas muertas en Etiopía; en 1992, 300.000 somalíes fallecieron a causa del hambre; en 2005, casi cinco millones de personas al borde de la muerte en Malaui, por solo citar algunos casos.

El hambre no es una fatalidad inevitable que afecta a determinados países. Las causas del hambre son políticas. ¿Quiénes controlan los recursos naturales (tierra, agua, semillas) que permiten la producción de comida? ¿A quiénes benefician las políticas agrícolas y alimentarias? Hoy, los alimentos se han convertido en una mercancía y su función principal, alimentarnos, ha quedado en un segundo plano.

Se señala a la sequía, con la consiguiente pérdida de cosechas y ganado, como uno de los principales desencadenantes de la hambruna en el Cuerno de África, pero ¿cómo se explica que países como Estados Unidos o Australia, que sufren periódicamente sequías severas, no padezcan hambrunas extremas? Evidentemente, los fenómenos meteorológicos pueden agravar los problemas alimentarios, pero no bastan para explicar las causas del hambre. En lo que respecta a la producción de alimentos, el control de los recursos naturales es clave para entender quién y para qué se produce.

En muchos países del Cuerno de África, el acceso a la tierra es un bien escaso. La compra masiva de suelo fértil por parte de inversores extranjeros (agroindustria, Gobiernos, fondos especulativos...) ha provocado la expulsión de miles de campesinos de sus tierras, disminuyendo la capacidad de estos países para autoabastecerse. Así, mientras el Programa Mundial de Alimentos intenta dar de comer a millones de refugiados en Sudán, se da la paradoja de que Gobiernos extranjeros (Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Corea...) les compran tierras para producir y exportar alimentos para sus poblaciones.

Asimismo, hay que recordar que Somalia, a pesar de las sequías recurrentes, fue un país autosuficiente en la producción de alimentos hasta finales de los años setenta. Su soberanía alimentaria fue arrebatada en décadas posteriores. A partir de los años ochenta, las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para que el país pagara su deuda con el Club de París, forzaron la aplicación de un conjunto de medidas de ajuste. En lo que se refiere a la agricultura, estas implicaron una política de liberalización comercial y apertura de sus mercados, permitiendo la entrada masiva de productos subvencionados, como el arroz y el trigo, de multinacionales agroindustriales norteamericanas y europeas, quienes empezaron a vender sus productos por debajo de su precio de coste y haciendo la competencia desleal a los productores autóctonos. Las devaluaciones periódicas de la moneda somalí generaron también el alza del precio de los insumos y el fomento de una política de monocultivos para la exportación forzó, paulatinamente, al abandono del campo. Historias parecidas se dieron no solo en países de África, sino también en América Latina y Asia.

La subida del precio de cereales básicos es otro de los elementos señalados como detonante de las hambrunas en el Cuerno de África. En Somalia, el precio del maíz y el sorgo rojo aumentó un 106% y un 180% respectivamente en tan solo un año. En Etiopía, el coste del trigo subió un 85% con relación al año anterior. Y en Kenia, el maíz alcanzó un valor 55% superior al de 2010. Un alza que ha convertido a estos alimentos en inaccesibles. Pero, ¿cuáles son las razones de la escalada de los precios? Varios indicios apuntan a la especulación financiera con las materias primas alimentarias como una de las causas principales.

El precio de los alimentos se determina en las Bolsas de valores, la más importante de las cuales, a nivel mundial, es la de Chicago, mientras que en Europa los alimentos se comercializan en las Bolsas de futuros de Londres, París, Ámsterdam y Fráncfort. Pero, hoy día, la mayor parte de la compra y venta de estas mercancías no corresponde a intercambios comerciales reales. Se calcula que, en palabras de Mike Masters, delhedge fund Masters Capital Management, un 75% de la inversión financiera en el sector agrícola es de carácter especulativo. Se compran y venden materias primas con el objetivo de especular y hacer negocio, repercutiendo finalmente en un aumento del precio de la comida en el consumidor final. Los mismos bancos, fondos de alto riesgo, compañías de seguros, que causaron la crisis de las hipotecas subprime, son quienes hoy especulan con la comida, aprovechándose de unos mercados globales profundamente desregularizados y altamente rentables.

La crisis alimentaria a escala global y la hambruna en el Cuerno de África en particular son resultado de la globalización alimentaria al servicio de los intereses privados. La cadena de producción, distribución y consumo de alimentos está en manos de unas pocas multinacionales que anteponen sus intereses particulares a las necesidades colectivas y que a lo largo de las últimas décadas han erosionado, con el apoyo de las instituciones financieras internacionales, la capacidad de los Estados del sur para decidir sobre sus políticas agrícolas y alimentarias.

Volviendo al principio, ¿por qué hay hambre en un mundo de abundancia? La producción de alimentos se ha multiplicado por tres desde los años sesenta, mientras que la población mundial tan solo se ha duplicado desde entonces. No nos enfrentamos a un problema de producción de comida, sino a un problema de acceso. Como señalaba el relator de la ONU para el derecho a la alimentación, Olivier de Schutter, en una entrevista a EL PAÍS: "El hambre es un problema político. Es una cuestión de justicia social y políticas de redistribución".

Si queremos acabar con el hambre en el mundo es urgente apostar por otras políticas agrícolas y alimentarias que coloquen en su centro a las personas, a sus necesidades, a aquellos que trabajan la tierra y al ecosistema. Apostar por lo que el movimiento internacional de La Vía Campesina llama la "soberanía alimentaria", y recuperar la capacidad de decidir sobre aquello que comemos. Tomando prestado uno de los lemas más conocidos del Movimiento 15-M, es necesaria una "democracia real, ya" en la agricultura y la alimentación.


Esther Vivas
Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales
de la Universidad Pompeu Fabra
autora de Del campo al plato. Los circuitos de producción y distribución de alimentos.

Fuente: El País

viernes, 22 de julio de 2011

"The Meatrix" o producir alimentos a cualquier precio

Una reflexión acerca de la producción de los alimentos que consumimos, la lógica económica de la productividad infinitamente creciente y la rentabilidad a cualquier precio.








Tosco

Canción con letra y música del grupo argentino JAURIA a la memoria de Agustín Tosco (1930-1975).

Un luchador incansable por los derechos y la unidad del movimiento obrero; su figura y acción trasciende el panorama político y sindical y reivindica la virtud de la raza humana con su voluntad, amor y empatía.


Más información sobre esta banda de rock en www.jauria.net

martes, 5 de julio de 2011

Proyecto de Ordenanza Municipal "Promoción de la Construcción con Tierra Cruda y otros métodos natural



En el mes de Noviembre de 2010 estamos presentando al Honorable Concejo Deliberante de Chajarí (Entre Ríos, Argentina) el presente proyecto de ordenanza municipal.

Te agradecemos tu apoyo para difundir esta iniciativa y ayudarnos a conscientizar a los señores concejales acerca de la importancia que tiene la aprobación de esta norma.

Si no eres de Chajarí, te invitamos a inspirarte en ella y presentársela a los concejales de tu ciudad. ¡Cambiamos nuestra ciudad! ¡Cambiamos el mundo!

Proyecto de Ordenanza Municipal:

"Promoción de la Construcción con Tierra Cruda y otros métodos naturales"

Visto:

Las construcciones en tierra cruda, técnica normalmente conocida como adobe, tiene grandes ventajas como la capacidad de absorber la humedad, son térmicamente más eficaces, tienen un casi nulo impacto ambiental, constituyen una alternativa económica y, en general, resultan más saludables y confortables para quien la habita.

Considerando:

- Que desde siempre la humanidad utiliza los materiales naturales que tiene a su alcance para construir sus viviendas y apenas en la última centuria estos fueron reemplazados por sustitutos industrializados.

- Que por obra de prejuicios e ignorancia, así como por la acción publicitaria, se fueron descartando los métodos tradicionales por las nuevas tecnologías que no siempre se mostraron más eficientes y si mucho más costosas, generando un déficit habitacional que ha dejado afuera de la posibilidad de acceder a una vivienda digna a los sectores más humildes o condena a las familias a pagar hipotecas durante décadas.

- Que no hay dudas en los estudios y seguimientos efectuados para conocer las virtudes del sistema de construcción natural en cuanto a la seguridad, salud, impacto ambiental, humedad, hermeticidad, economicidad, etc, que vuelven necesario trabajar legislando positivamente en la materia.

- Que es responsabilidad del municipio generar instrumentos con profundo sentido social que faciliten a las familias carenciadas el acceso a una vivienda digna, como así mismo la posibilidad que todos los ciudadanos de cualquier condición económica puedan optar por esta alternativa con cualidades que realzan su valor en términos de salud y cuidado ambiental.

- Que existen numerosos antecedentes en el país de construcciones con esta metodología bajo el amparo del Estado en planes de viviendas como el FONAVI, escuelas rurales, edificios y estaciones de interpretación en Reservas y Areas Protegidas, etc.

- Que se ha investigado en forma suficiente como para brindar parámetros técnicos de seguridad en centros académicos como la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Tucumán o el CONICET.

- Que existen antecedentes legislativos en Perú, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Francia, Alemania, India, Nigeria, Costa de Marfil, Sudáfrica, Turquía, Nueva Zelanda y Australia. En nuestro país recientemente se ha legislado en forma pionera sobre este tema en el municipio rionegrino de Luis Beltrán.

- Que es necesario promover desde las instancias municipales alternativas que mejoren la calidad de vida siendo la construcción con tierra cruda una alternativa cierta y factible, se eleva a la consideración del Honorable Concejo Deliberante el siguiente proyecto de Ordenanza.

Artículo 1º Declárese de interés municipal la construcción con tierra cruda y otros materiales naturales disponibles en la zona y autorícese en el ejido de Chajarí la construcción con tierra cruda en las formas que no contravengan lo establecido en las reglamentaciones urbanísticas y edilicias vigentes.

Artículo 2º Créase en el marco del Instituto Municipal de la Vivienda un Centro de Promoción de la Bioconstrucción con el objeto de promover capacitaciones que brinden formación técnica y práctica a los ingenieros, arquitectos y albañiles, así como a las empresas vinculadas al sector de la construcción; de la misma manera impleméntese campañas educativas con el objeto de superar los prejuicios sociales infundados que obstaculizan la construcción con tierra cruda y otros materiales naturales.

Artículo 3º Foméntese la cooperación entre familias y municipio, así como con ONGs de acción social con el propósito de impulsar la autoconstrucción con tierra cruda y materiales naturales presentes en la zona.

Artículo 4º Procúrese establecer negociaciones con instancias provinciales y nacionales con el propósito de incluir esta modalidad en los planes de vivienda social en el ejido de Chajarí.

Artículo 5º Establézcase prioridad de elección sobre esta metodología constructiva en las acometidas municipales donde la construcción con tierra cruda sea viable, considerándose equipamientos urbanos destinados a la educación, la salud, el turismo, centros culturales, salones comunitarios, etc.

Artículo 6º El Poder Ejecutivo Municipal a través del Organismo de aplicación correspondiente efectuará la recopilación y publicación de los requisitos generales para la construcción según los distintos sistemas y técnicas constructivas.

Artículo 7º De forma.


Bibliografía Consultada

* Bioconstruyendo Patagonia. www.bioconstruyendo.org

* Centro de Investigación, Desarrollo y Enseñanza de Permacultura. www.cidep.org

* Grupo para Promover la Educación y el Desarrollo Sustentable, A.C. www.grupedsac.org

* Ordenanza 24/10 del HCD de Luis Beltrán (Río Negro).

* Red de Construcción con Balas de Paja. www.casasdepaja.org * Reglamento Nacional de Construcciones de Perú. Norma técnica de edificación NTE E.080. Adobe.* Revista española de Bioconstrucción Permacultura y Sostenibilidad. www.ecohabitar.org* Red Ibérica de Ecoaldeas. www.ecoaldeas.org* Tecnologías Ecososciales: la construcción con tierra. Rodolfo Rotondaro y Juan Carlos Patrone. Instituto Nacional de Tecnología Industrial.www.inti.gob.ar

En esta dirección puedes ver fotos de construcciones con adobe:

http://on.fb.me/ds8fsx 

lunes, 4 de julio de 2011

Política y Economía: la hora de expresarlas con sabiduría

Pablo de la Iglesia
La gran mayoría de los pueblos del mundo quiere cambiar. Lo vemos en Europa, en América, en Medio Oriente...

Probablemente no siempre tengamos claro hacia donde queremos ir, pero claramente la gente expresa su fastidio con la falta de libertades en unas democracias que ya no nos parecen tales. Señala pacíficamente, como ocurre en España con Democracia Real Ya, que desea participar en la toma de decisiones y dejar de ser meras mercancías, para pasar a ser sujetos de atención y cuidado en una economía humanizada.

Desde mi percepción, política y economía son dos asignaturas que se han desarrollado en términos de conocimiento; esto es válido pero, a esta altura, absolutamente insuficiente; el siguiente paso es expresarlas con sabiduría.

Cualquier instrumento para el desarrollo de la humanidad debe ser implementado desde el amor, caso contrario tan solo será un elemento funcional que, en manos egoístas, puede hacer mucho daño por más refinada que sea su condición.

La espiritualidad, entendida como una realización de los valores universales, no debe ser considerada un compartimiento estanco, debemos impulsar su presencia en cada una de las actividades humanas; con respeto y amplitud de miras, estoy convencido que es el siguiente eslabón necesario para la evolución de la educación, la producción, los negocios, la ecología, y sí, por supuesto, de la polítca y la economía.

Pablo de la Iglesia