lunes, 4 de julio de 2011

Política y Economía: la hora de expresarlas con sabiduría

Pablo de la Iglesia
La gran mayoría de los pueblos del mundo quiere cambiar. Lo vemos en Europa, en América, en Medio Oriente...

Probablemente no siempre tengamos claro hacia donde queremos ir, pero claramente la gente expresa su fastidio con la falta de libertades en unas democracias que ya no nos parecen tales. Señala pacíficamente, como ocurre en España con Democracia Real Ya, que desea participar en la toma de decisiones y dejar de ser meras mercancías, para pasar a ser sujetos de atención y cuidado en una economía humanizada.

Desde mi percepción, política y economía son dos asignaturas que se han desarrollado en términos de conocimiento; esto es válido pero, a esta altura, absolutamente insuficiente; el siguiente paso es expresarlas con sabiduría.

Cualquier instrumento para el desarrollo de la humanidad debe ser implementado desde el amor, caso contrario tan solo será un elemento funcional que, en manos egoístas, puede hacer mucho daño por más refinada que sea su condición.

La espiritualidad, entendida como una realización de los valores universales, no debe ser considerada un compartimiento estanco, debemos impulsar su presencia en cada una de las actividades humanas; con respeto y amplitud de miras, estoy convencido que es el siguiente eslabón necesario para la evolución de la educación, la producción, los negocios, la ecología, y sí, por supuesto, de la polítca y la economía.

Pablo de la Iglesia

No hay comentarios:

Publicar un comentario